Buenas prácticas para el cultivo del aguacate

El aguacate es uno de los principales productos de consumo entre los mexicanos, es uno de nuestros frutos consentidos, debido a sus aportes nutricionales y vitamínicos, y por supuesto a su sabor inconfundible e inigualable. Se puede encontrar en diversos platillos como el característico guacamole, disfrutarlo untado en un pan, en tostadas, como aderezo, en la sopa o en ensaladas.

Debido a su constante crecimiento en el gusto de las personas, hoy en día es una de las mercancías con mayor demanda de exportación de nuestro país. Este rico producto nacional adquiere más relevancia al estimarse que de cada 10 aguacates vendidos a nivel mundial, tres provienen de productores mexicanos. Lo que demuestra la calidad de cultivo nuestros de productos.

El estado de Michoacán se destaca en la producción aguacatera con el 84.9% del volumen en México, ya que genera un millón de toneladas, seguido de otras entidades como: Jalisco, Estado de México, Nayarit, Morelos y Guerrero.

Las buenas prácticas de cultivo tienen mucho que ver para que los aguacates nacionales tengan gran aceptación en el mercado internacional, las cuales garantizan que los productos de consumo humano, cumplan con los requerimientos mínimos de calidad y salubridad de los alimentos, al mismo tiempo que exista seguridad para los trabajadores, así como la rastreabilidad de los alimentos de origen agrícola, para contribuir a proteger la salud del consumidor final.

Gracias a estas prácticas, se obtiene un fruto de gran calidad. Para lo cual, hay que poner atención especial en su cultivo desde los primeros meses de la plantación. Como es sabido, el agua es vital para su desarrollo, pero debe estar controlada, es decir, evitar encharcamientos con el exceso de este líquido en los árboles pequeños, así como la falta del mismo.

Una característica importante a considerar, es que los primeros 15 días a partir del cultivo son de gran importancia para la nutrición de las plantas de aguacate, por medio de la fertirrigacion (técnica que permite la aplicación simultánea de agua y fertilizantes a través del sistema de riego), ya que indicará si la planta crecerá con ayuda de nutrientes o no los necesita.

Su cultivo se lleva a cabo en campo abierto, debido a que los árboles crecen hasta 20 metros de altura y son plantas que nos brindan sus frutos a lo largo de 4 décadas. Cada árbol puede llegar a producir hasta un millón de flores.

Cultivo del aguacate

Para llevar a cabo una buena producción de aguacate, se deben considerar algunos aspectos, tales como:

Temperatura

Es de suma importancia, ya que el aguacate requiere de una temperatura mínima de 10°C a 17°C y una máxima que oscila entre los 28°C a 33°C, para el “amarre” de los frutos. Los climas fríos crean problemas a los plantíos.

Humedad

Como ya lo mencionamos, requiere de agua para dar buenos frutos. Se recomiendan regímenes pluviales de 1,000 a 2,000 milímetros de agua de lluvia. Así como, riegos localizados por goteo o microaspersión.

Luz solar

Las plantas necesitan de la luz directa del sol para ser productivas de manera satisfactoria, por lo que se recomienda una poda adecuada para hacer llegar la luz a aquellas áreas del árbol que están más cubiertas.

Suelo ideal

Es importante contar con suelos de textura suave, ligera y hondos, ya que los árboles son de raíces poco profundas, por lo que se debe aflojar la tierra antes de realizar la plantación.

Consideraciones y buenas prácticas que llevamos a cabo en Agro Gozámex, desde las tierras de Jalisco para el resto de México y el mundo, obtenemos frutos Hass y Méndez de gran calidad y aceptación. Contáctanos para conocer más sobre nuestros productos y deléitate con nuestro sabor incomparable.


Artículos recientes

Anterior Anterior

Anterior

Siguiente Siguiente

Siguiente